search instagram arrow-down

Sé Global

Cuando vas a un lugar nuevo, como un nuevo país o incluso una nueva ciudad, sueles quedar inmerso en una cultura diferente a la tuya. 

La cultura envuelve toda nuestra relación con el entorno: desde el idioma que utilizamos hasta lo que comemos. Los hábitos están tan interiorizados que solo se perciben cuando ocurre un cambio drástico.

1: Luna de Miel

Durante esta etapa, todo es nuevo e interesante. Puedes experimentar un sentimiento de euforia y estar alerta de todas las diferencias que veas y experimentes. Te sientes emocionado y estimulado y todavía te sientes cercano a todo lo familiar en tu hogar. Durante esta etapa, por lo regular te enfocas en las similitudes entre tu país de origen y tu país huésped, pero también apreciarás las diferencias.

2: Angustia

Una vez que la etapa de luna de miel se acaba, puede que de pronto empieces a sentirte frustrado o molesto por tu nuevo entorno, especialmente por las costumbres y valores. 

Las cosas que estás experimentando ya no se sienten nuevas; de hecho, estás empezando a sentir la extrañeza de una nueva cultura y no te permite experimentar cosas. Puede que sientas hostilidad hacia la forma en que las cosas se hacen ahí y puedes pensar que deberían hacerlas de una forma diferente. Empiezas a idealizar la vida “de regreso a casa” y puedes sentir que en tu cultura actual, el lenguaje y la comida son inferiores a lo que estás acostumbrado. No te preocupes; esto es perfectamente normal.

3: Orientación

 

La Etapa de Orientación es la primera etapa en la aceptación. Durante esta etapa, empiezas a entender por qué las cosas se hacen de cierta manera. Empiezas a respetar las tradiciones culturales, ya sea que las consideres buenas o malas. Empiezas a sentirte más cómodo en tu nuevo ambiente y empiezas a tener un panorama más positivo. Te sientes más confiado y mejor preparado para enfrentar cualquier problema que pueda aparecer. Recuerda que el choque cultural no es una experiencia lineal perfecta; puede que vuelvas a la Etapa de Angustia varias veces hasta que des con la adaptación.

4: Adaptación

Durante esta etapa, tu actitud cambia y eres capaz de funcionar en ambas culturas. Has aceptado la cultura nueva y eres capaz de verla con una luz nueva, pero realista. En esta etapa, por lo regular estás bien orientado a tu nueva vida y has desarrollado tus propios hábitos y rutinas. Te sientes cómodo, confiado y capaz de tomar decisiones. Ya no te sientes aislado, en su lugar, empiezas a sentirte en casa.

WhatsApp chat