search instagram arrow-down

Sé Global

¿Por qué se recomienda que tus metas estén escritas a puño y letra?

Cuando escribes utilizas tus sentidos. En tu cuerpo se juntan elementos físicos como los ojos, la mente y la mano. Lo que hace que se active el cerebro para que le prestes atención a lo que estás haciendo. Tu cerebro se llena de energía, las neuronas que modelan todo aquello que miramos, se van a fijar en eso y le van a dar más poder a eso que estás poniendo en intención

Define tus metas

¿Dónde estás ahora? ¿Dónde quieres estar? ¿Qué tienes que hacer para llegar?

Define metas que supongan un reto, que te obliguen a salir de tu zona de confort. Los objetivos difíciles, al contrario de lo que pueda parecer, generan más concentración y tienen más posibilidades de lograrse. Eso sí, deben ser realistas y estar al alcance de tus capacidades. Deben ser posibles.

Tus metas muy concretas. Cuanto más específicas sean, más fácil será para tu cerebro desarrollar una estrategia para alcanzarlas. Deben tener una fecha límite y se deben poder medir de alguna manera. ¿Cómo sabrás que lo has conseguido?

MIRA LA IMAGEN COMPLETA

Imagina dónde quieres estar el próximo año, el año siguiente o dentro de cinco años. Piensa en metas a largo plazo. No pienses en los detalles ni en cómo los lograrás.

Todo el mundo tiene metas, ya sean pequeñas o grandes pero hay una gran brecha entre tener metas y lograrlas.

Mira los detalles

Ahora, es cuando comienzas a llenar el espacio entre donde estás ahora y tus sueños. 

¿Qué otros pasos hay entre tú y tu objetivo? Traza un mapa, paso a paso.

Fija una fecha límite

Según escribas tus metas en un papel, debes poner también al lado la fecha límite en la que empezarás a hacerla. Una vez que tengas todos tus objetivos escritos, vuelve a leerlos y mira las fechas.

Asegúrate de que las fechas que has fijado para cada meta sean realistas y tan concretas como puedas.

Usa un lenguaje positivo

Al establecer metas, trata de poner las cosas de manera positiva. 

El establecimiento de metas negativas implica que estás haciendo algo mal, es como regañarte a tí misma por no hacerlo mejor. Dar un giro positivo al lenguaje que usas puede hacer que te sientas emocionada por abordar tus objetivos. 

Esta actitud te ayudará a superar los obstáculos y a alcanzar tus logros futuros.

Compártelas con gente importante

La razón por la que te recomendamos que lo hagas es porque así crearás una influencia.

Habrá otra gente a la que le has contado con qué cosas te has comprometido, y esto influirá en ti para poner más empeño en conseguirlas.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

WhatsApp chat